Quedandose en casa…la de Betania…(Argentina)

A la luz de Juan 12. Unción en Betania.

Mientras estamos en casa para cuidarnos me gustaría mirar a Jesús; quedándose en una casa, la de Betania, haciendo la cuarentena, y que con este gesto «normal» nos propone una manera que sí es la propuesta que podríamos acoger, hacer de tantos hogares la experiencia de Betania, como lugar de encuentro, de generosidad, de desborde, donde los que piensan en acumular sin pensar en los demás, escuchan la invitación de Jesús a estar con él y reconocer a los pobres, entre ellos, donde el perfume de la justicia, del compartir, de la gratuidad, de la dignidad, se haga sentir por todas partes. Como Iglesia podamos volver a re-leer las palabras del Papa Francisco y que podrían darnos una luz para que este tiempo de cuarentena no siga siendo una «vida que se clausura en los propios intereses, donde ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien. Ésa no es la opción de una vida digna y plena, ése no es el deseo de Dios para nosotros, ésa no es la vida en el Espíritu que brota del corazón de Cristo resucitado». (Exhortación Apostólica. Evangeli Gaudium. N2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *